Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : Las Razones del Diablo
  • Las Razones del Diablo
  • : Cosas que nos pasan todos los días. Cosas que creemos no son historia, pero lo son.
  • Contacto

Perfil

  • Fausto Lipomedes
  • Ni idea
  • Ni idea

Enlaces

7 mayo 2017 7 07 /05 /mayo /2017 00:05

Como paralizan las miradas con arrobo, tan profundas , tan serenas. Ojos que hablan.  Casi puedes ver en sus iris las palabras y las frases que conforman, y los pensamientos en su abstracto, después su transformación en la idea, y más tarde, en el hecho. Que miedo dan las miradas con arrobo, como cargan de responsabilidad esos ojos. como marcan el camino, uno recto, sin curvas ni desvíos. Ojos de arrobo, tan seguros en su entrega, éxtasis en el que se mezcla la admiración y el deseo. Miradas con arrobo, que succionan, que encarcelan, que arrebatan libertad, que prohiben dudar. Ojos de arrobo, que ves el alma en ellos, desnuda, inmaculada, blanca, sin sombras, tan etérea y tan firme, y como pesa, a pesar de ser liviana y flotar como un halo incomprensible. Puras e inocentes miradas con arrobo, incontrolables, que se escapan al cuerpo, da igual su postura, da igual el momento, ninguno es inadecuado. Miradas de arrobo, inabarcables, sin defectos, sin impurezas ni vicios, miradas sin fisuras, sin puntos débiles, como tienen las del odio, las miradas envidiosas, aquellas otras maliciosas, o las miradas recelosas; pero las de arrobo son compactas, en su suicidio. Por eso, cuanto miedo, cuando oigo, le miraba con arrobo. 

Compartir este post

Repost 0
Published by Fausto Lipomedes
Comenta este artículo

Comentarios