Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

  • : Las Razones del Diablo
  • Las Razones del Diablo
  • : Cosas que nos pasan todos los días. Cosas que creemos no son historia, pero lo son.
  • Contacto

Perfil

  • Fausto Lipomedes
  • Ni idea
  • Ni idea

Enlaces

28 agosto 2009 5 28 /08 /agosto /2009 22:22
¿Se acaban las tardes con el Caballero? Vuelvo de su ciudad con mis gafas nuevas, viendo el mundo en otra dimensión, tratando de mover mi cabeza según mi enfoque, un universo nuevo de formas, de volúmenes y de nitidez. En realidad, lo único que tengo son unas putas gafas progresivas nuevas, las primeras, no se si deprimirme o alegrarme por ello. El otro día, pensaba en estas nuevas gafas y de pronto me asaltó la siguiente idea: ¡Joder, ya con gafas para ver de lejos tambien! --hasta ahora las usaba para leer--. ¿Ya? me pregunté a continuación, tipo, vas a cumplir medio siglo dentro de nada. No acepto mi edad, la verdad que no se si es bueno, o es malo. 

¿Se acaban las tardes con el Caballero? ¿Una nueva vida? ¿una etapa que ya muere para renacer en otra nueva? ¿Tendrá fin esta jodida carretera? Carretera infinita da igual en qué dirección, siempre juntándose los bordes frente a mi. Hoy es sábado. Me he levantado arrastrando un fuerte cansancio. Son las siete de la tarde y los montones de planes que tenía para el día de hoy han ido difuminándose bajo la apatía. EL calor es insoportable, o al menos eso me parece a mi. Ni una pequeña muestra del otoño, pero aún le queda un mes a este persistente verano. Un verano lento, pausado, lleno de paciencia, que ha ido oradando las voluntades. Siento una enorme alegria, siento ilusión, pero soy incapaz de sacarla a flote yo solo. Es como si no me la creyera, como si fuera incapaz de imaginarla o de recrearme en ella. Siento una especie de momento estático, momento parado en el tiempo sin avances ni retrocesos, sólo eso, el ahora que no varía, una larga carretera monótona y sin vida. Un poderoso cansancio se ha apoderado de mi y me dejo arrastrar por él, sin voluntad, cualquier acción se me antoja un tremendo esfuerzo y sólo quiero pasar, pasar el rato maldiciéndome por la perdida de tiempo. Te quiero. 
Repost 0