Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog

Presentación

  • : Las Razones del Diablo
  • Las Razones del Diablo
  • : Cosas que nos pasan todos los días. Cosas que creemos no son historia, pero lo son.
  • Contacto

Perfil

  • Fausto Lipomedes
  • Ni idea
  • Ni idea

Enlaces

/ / /


Por si tuviéramos poco ruido ha aparecido la Trolley`s Generation. Vas tan tranquilo fumando un pitillo y un ruido ensordecedor constante, una especie de cuadriga desbocada, se te echa encima por la espalda. 

Lo mejor es apartarse. Si se encuentra uno a mano, el mejor remedio es refugiarse en un portal porque los Trolley´s Driver avanzan a toda velocidad, esquivando árboles, tomando curvas sin disminuir la marcha, arañando las esquinas. Los Trolley´s Driver viajan veloces y nunca echan  la vista atrás. Cuidado con los tobillos, las ruedas del trolley son como cuchillas. 

Deberían hacer un seguro a terceros a todos los Trolley´s Driver, deberían someterlos a un examen psicotécnico. 

Los trolleys no son un invento moderno. Lo usaba mi abuela para ir al mercado. Lo traía cargado de alimentos. Sobresalían los puerros, las cebollas, la lechuga, el paquete de papel de periódico del pescadero y los huevos, estos últimos en un cucurucho de papel-cartón, siempre arriba, para que nada pesado los rompiera.  Por aquel entonces también existían los trolebuses, un engendro entre el autobús que ahora conocemos y el tranvía, ya que eran autobuses impulsados por electricidad, de la que se alimentaban con unas antenas sobre el techo. 

Afortunadamente, la RAE (Real Academia Española), aún no ha admitido el término trolley en nuestra lengua. Pero ¿a quién se le ocurre decir que va a comprarse un carrito? Los trolebuses, los carritos de la compra de nuestras madres han sido rescatados del olvido por las empresas. Las empresas, que les gusta mucho eso de reinventarse (ignoro como puede volver a inventarse un invento), han creado los Trolley´s Worker. A su vez,   los Trolley´s Worker, son todos ellos Trolley´s Driver y todos ellos conforman la Trolley´s Generation. 

Hemos de buscar su origen en los ejecutivos medios. Llevar un Trolley negro es una señal de estatus. Mas o menos viene a decir:  "no pertenezco a la base, curro como un cabrón y me tienen todo el día de acá para allá, viajo en turista, pero mi carrera va bien, y llegaré a ser un directivo de rango alto". 
Los altos directivos no viajan con Trolley.

Los Trolley´s Workers son viajeros de máximo tres días. La duración de su viaje lo mide la capacidad de su artilugio. Allí dentro sólo cabe el portátil, un portafolios, el estuche de higiene, unos calzoncillos o unas bragas y una camisa limpia. A lo sumo dos mudas y dos camisas.

Seguidores de Sócrates, practican el cinismo. No son de este mundo. Van y vienen, pero casi siempre están yendo. Su vida es una vida de circo. De ciudad en ciudad, de país en país, llegan, abren su trolley y apelando a la estandarización militar, despliegan los elementos de su vida (ellos frente a su portátil).

Suelen ser personas sin amigos, viajeros solitarios. Carecen de temas de conversación. No sabes muy bien que opinan, o que piensan de este mundo. Su objetivo es servir y salvar su culo dentro de la organización. Carecen de sentido del ridículo , también de vergüenza. Estirados como varas, están orgullosos y seguros de su misión en esta vida. Mirada adusta, pocas sonrisas, sólo las formales.  

Anclados a su futuro del que no se deshacen. Ocupan dos lugares en nuestro mundo. El de ellos y el de su trolley. La Trolley´s Generation quizás sea una subespecie, una especie de evolución de la especie a la que desgraciadamente cada vez se suma más gente.  Mucho cuidado con dar un trolley a un niño para ir al colegio, acabará creyendo que las cargas no pesan. 

Cuídemonos de los trolleys. Midamos con nuestras fuerzas qué carga podemos transportar.Descansemos si es preciso, tomemos aire y sigamos nuestro camino a pulso. De lo contrario cada vez acabaremos echando más peso a nuestras espaldas y en cualquier cuesta, acabará aplastándonos. Ahora, si tienes un trolley, míralo dos veces y preguntale quien eres. 


 

Compartir esta página

Repost 0
Published by